UA-21019265-2

Control de la ira

¿Sientes que te irritas con mucha facilidad?

¿Te sientes inseguro e incluso eres egocéntrico con respecto a los demás?¿Temes que esa irritación pueda llevarte a la violencia? Es probable que en algunos momentos contestes de forma agresiva a determinadas situaciones, que tu ritmo cardíaco se acelere y que no puedas resolver tus conflictos de la forma adecuada.

Tranquilo, no te preocupes porque todo eso tiene solución, tan sólo tienes que aprender a controlar tu ira.

¿Qué puedes hacer para superarla?

La ira puede ser desde una leve irritación hasta una respuesta violenta que no puedes controlar, es una respuesta a situaciones en las que eres incapaz de expresar tus sentimientos si no es a través del enfado y la agresividad, y suele venir acompañada de la aceleración de los latidos del corazón y el aumento de los niveles de adrenalina.

Las personas que responden con ira se convierten en vulnerables, pues carecen de esa capacidad para mostrar sus verdaderos sentimientos y emociones a los que les rodean.
Todo esto puede llevarte a generar una sensación continua de temor a tu alrededor que puede estar afectando a tu gente más cercana, y por eso deberías poner solución a tu problema.

Sin embargo, con la ayuda de un profesional especializado, puedes controlarla en 3 sencillos pasos:

FLECHAS